jueves, 22 de agosto de 2013

A prepararse!

Cuerpo y verano, aceptarse más y elegir el mejor plan

POR CAROLINA AUBELE / PARA CLARÍN BUENA VIDA

Contra modelos imposibles de alcanzar, y antes de que el calor sorprenda, un vistazo más real a la estética personal y cómo elegir la ejercitación adecuada.

La cercanía de la primavera nos lleva a comenzar con los ejercicios o, al menos, a pensar cómo tenemos el cuerpo y cómo queremos vernos durante los meses en que está más expuesto.

Es mejor pensarlo ahora y no cuando comenzó la temporada y ya no quedan muchas acciones con tiempos reales que podamos hacer, fantaseando con algún milagro que pueda ocurrir de una semana a la otra.

Para evaluar opciones, es importante mirarnos objetivamente. Cada uno tiene su propia estética, nuestro cuerpo real, con el cual queremos sentirnos cómodos y atractivos cuando llevamos menos ropa. Querer taparnos cuando hace calor vuelve muy incómodo y sofocante el verano. La idea no es esconder, sino llevar el cuerpo más libremente, de manera práctica y placentera.

Respeter la estética del propio cuerpo refuerza la idea de ser nosotros mismos, da naturalidad y seguridad, elementos esenciales a la hora de seducir.

El propio modelo

En la cultura actual existen referentes y modelos, algunos posibles y otros muy lejanos, casi imposibles. Lo cierto es que tenemos que crear nuestros propios modelos de belleza y estética corporal, que sean realmente alcanzables por nosotros. 

Algunas personas crean sus propias trampas en este sentido, al elegir imágenes de referencia completamente lejanas a su realidad. Entonces, como no las van a alcanzar nunca, viven frustradas y no avanzan, lo que debilita la autoestima y la fuerza de voluntad para los cambios. 

El todo, no las partes

La mayoría nacimos con un cuerpo sano y en armonía, con una belleza única. El que tenemos hoy es el resultado de lo que hicimos con él, con nuestra mente y las decisiones sobre todo lo que nos pasó y lo que no nos pasó. 

Cuando no estamos contentos con nuestro cuerpo o cuando deseemos mejorarlo, necesitamos hacer un plan de acción coherente con nuestra estética, inversión de tiempo y dinero posibles, y estado emocional, y comprometernos más allá de lo que diga el entorno porque el cuerpo es nuestra responsabilidad.

Las metas que nos ponemos en este sentido tienen una ganancia extra, fortalecer nuestra fuerza de voluntad y sentir que podemos hacerlo, un buen ejercicio para la vida en general.

En relación al ejercicio, es bueno tomarlo como algo que nos beneficie de manera integral. 

Si vamos a hacer el esfuerzo de realizar actividad física para tener menos panza o las piernas un poco mas delgadas, por ejemplo, estamos cubriendo objetivos meramente visuales y es más fácil que abandonemos. En cambio, si podemos elegir una disciplina donde el beneficio sea integral, probablemente vamos a contar las horas deseando que llegue ese momento porque nos causa un gran bienestar. 

Es en este plano más amplio cuando, en general,  nuestra mente se despeja y se torna más creativa, donde sentimos que la energía se activa fluyendo libremente, donde liberamos estrés y soltamos cargas negativas y nos llenamos de energía y pensamientos positivos, donde transpiramos y la piel de todo el cuerpo mejora, cuando sentimos que nos desintoxicamos y se van energías,  pensamientos y sustancias tóxicas, donde los músculos se ejercitan y entramos en contacto con nuestro cuerpo para también escucharlo mejor. Es  un momento para la relación intima que existe entre el sabio envase que nos contiene y nosotros. 

También podemos trabajar partes puntuales del cuerpo para cambiarlas, pero cada persona tiene una relación completamente diferente con la actividad física. Por eso, tendríamos que pensar qué nos genera todo este bienestar y elegir en consecuencia.

El cuerpo necesita algo más que verse bien. A veces, nos conformamos con eso porque es lo que vemos. Pero también necesita sentirse vigoroso, sano, con un sistema inmunológico fuerte, ya que el cuerpo también absorbe los impactos del estrés. La actividad física ayuda a todas estas áreas. 

¿Qué propuesta constructiva que eleve tu frecuencia tenés para hacerte a vos mismo?

La autora es diseñadora de moda y asesora de estilo, autora de los libros Secretos del Vestidor y Secretos del Vestidor para Embazaradas, de Editorial Aguilar. www.carolinaaubele.com; www.maisonaubele.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario